Enfocar de noche, tal vez pueda parecer que sea lo mas complicado, aunque la verdad es que es tan simple como iluminar con una linterna el elemento que queramos enfocar. No obstante, habrán situaciones, bien por el propio escenario o bien por la elección de valores para diafragma y longitud focal, por lo que enfocar se complicará un poco mas.

Para la mayoría de las situaciones nos bastará con iluminar con una linterna de intensidad media (fig.1) el elemento que queramos a foco, o bien usar un puntero láser (fig.3) para el mismo fin. También podemos poner cerca del sujeto a enfocar nuestra linterna frontal (fig.2) y dirigir nuestro punto de enfoque directamente a esa posición.

Fig.1

Fig.2

Fig.3

 Una vez elegido nuestro elemento principal que queremos a foco y evaluado la distancia mínima a la que debemos enfocar, buscaremos con la linterna el punto en donde tengamos mas contraste para facilitar el enfoque y enfocaremos en modo AF utilizando para ello el punto central de enfoque.

Cuando estemos seguros de que hemos enfocado correctamente, pasaremos a modo de enfoque manual para evitar volver a enfocar cuando activemos el obturador. Esta acción la podemos realizar de tres formas diferentes:

– pasando de AF a MF en nuestro objetivo.
– cambiando a modo de enfoque manual en el menú de nuestra cámara.
– seleccionando anteriormente un botón configurado exclusivamente para enfocar, de modo que cuando apretemos al obturador solo bloquee la exposición.

De esta forma podremos re-encuadrar las veces que queramos sin tener que volver a enfocar.

Si optamos por el puntero láser como ayuda para enfocar, deberemos de conseguir uno que nos dé la suficiente intensidad para enfocar rápidamente, (los de haz verde y 200nm son los mas usados), aunque dependiendo de la luminosidad del visor, de la longitud focal que elijamos y del pulso que tengamos, se puede convertir en una tarea mas lenta de lo esperado. En cualquier caso deberemos de tener mucha precaución con los reflejos, sobre todo en escenarios marinos.

Sea cual sea el método que elijamos podemos afinar nuestro enfoque haciendo zoom al punto de enfoque y una vez conseguido, volver a la longitud focal deseada. Esto nos asegurará un enfoque muy preciso. Por otro lado y tal vez el menos “engorroso” es el de utilizar la distancia hiperfocal, pero eso lo dejaremos para mas adelante.

Hasta ahora hemos visto las formas mas utilizadas para enfocar en la oscuridad, pero estas solo funcionarán cuando incluyamos un primer plano relativamente cercano, tanto como nuestra linterna sea capaz de iluminar con la suficiente intensidad, pero que pasa cuando el elemento a enfocar está lo suficientemente lejano para que no llegue la luz de nuestra linterna, pj. el castillo del capítulo de exposición. En estos casos, y teniendo en cuenta que usaremos una longitud focal mas larga, (por lo que enfocar a la distancia hiperfocal es inviable) podemos enfocar de dos formas muy sencillas:

– Usando un puntero láser, siempre y cuando llegue sin problemas y con la suficiente intensidad.
– Enfocar en modo manual hasta que mas o menos veamos nítidas las estrellas o algún elemento que nos sirva como referencia.

En ambos casos, es necesario hacer una toma de prueba a iso alto para verificar el enfoque, y en su defecto corregir girando el anillo de enfoque poco a poco hasta conseguir un enfoque aceptable.

 Prueba a iso 1600 para verificar el enfoque.

 Foto final una vez corregido el enfoque manualmente.

ES IMPORTANTE SABER: 

– Los objetivos angulares nos proporcionan mas profundidad de campo, aumentando así el foco en nuestro encuadre.
– Con una longitud focal angular (15mm-28mm), nuestro primer plano enfocado deberá de estar mas o menos a unos 2-4 mts.
– La distancia mínima a la cual deberemos de enfocar irá aumentando conforme vayamos aumentando la long. Focal.
– Aseguraremos el enfoque pasando a modo MF una vez tengamos a foco el elemento que queramos nítido.
– Usaremos el punto central de enfoque de nuestra cámara.

 

DISTANCIA HIPERFOCAL

Llamamos distancia hiperfocal a la distancia mínima a la que deberemos enfocar para conseguir la máxima profundidad de campo, manteniendo enfocado desde la mitad de esta distancia hasta el infinito.

El valor de esta distancia variará en función de la focal elegida, la abertura y el círculo de confusión propio para cada formato de sensor, así, no será la misma, aún manteniendo los mismos valores para focal y diafragma, para una cámara con formato APS-C que para una Full Frame.

La distancia hiperfocal nos asegura tener una imagen totalmente nítida tanto en el primer plano como en el fondo pero no siempre es viable, pj. a longitudes focales a partir de 50 mm, la distancia a la que deberíamos enfocar para conseguir la hiperfocal se proyecta demasiado lejos como para poder realizar un enfoque preciso. En la fotografía diurna, podríamos ir cerrando la abertura del diafragma para ir acortando esa distancia pero al tratarse de fotografía nocturna, como ya conocemos, nuestro rango de aberturas se limita bastante, siendo el mas abierto f2.8 y el mas cerrado f8 en la mayoría de los casos.

Pj. en una cámara FF, para un valor de focal de 50mm, y variando la abertura obtenemos que: a f2.8 la distancia hiperfocal estaría a 29,76 mts., 14,88 mts. para f5.6 y a 10,41 mts. para f8.

Podríamos seguir recortando esa distancia de enfoque conforme fuéramos cerrando la abertura, pero deberíamos evaluar si realmente nos merece la pena, ya que conforme vayamos cerrando el diafragma deberemos ir doblando el tiempo de exposición o la sensibilidad para conseguir una exposición correcta y asumir las consecuencias que ello conlleva para nuestra imagen.

¿ Cúando usaremos la distancia hiperfocal ? 

En la mayoría de los casos, trabajaremos con focales angulares (15,17,24,28mm) por lo que aprovechar esta distancia hiperfocal no nos supondrá ningún problema ya que la distancia a la que deberá estar el primer plano para mantenerlo nítido es relativamente corta, pj. a f5.6 y 17mm la dh. es 1,72 mts. lo que quiere decir que podremos estar a tan solo 1 mt. del primer plano y tener a foco toda la escena.

No obstante, hay determinadas situaciones en las que, o bien por una focal mas larga o por una distancia entre cámara-objeto comprometida, sí deberemos de tener en cuenta esta distancia hiperfocal para obtener unos buenos resultados. Por otro lado, en escenarios en los que nuestro objeto principal esté lo suficientemente lejos como para no poder iluminarlos para enfocar o sencillamente por no estar accesibles para este fin, es fundamental conocer y utilizar la dh.

 f5 392seg. iso400 5200k 26mm  En esta imagen vemos como la elección de la focal con respecto a la distancia entre cámara-objeto nos ha desenfocado un poco el fondo desdibujando las trazas de las estrellas por no haber utilizado la distancia hiperfocal.

 f5.6 445seg. iso400 5300k 23mm  Sin embargo, en esta otra toma utilizando la distancia hiperfocal se vé claramente como el fondo está totalmente nítido, con unas estelas finas y bien definidas.

 

¿ Cómo calcular la distancia hiperfocal ? 

Hace unos años, los objetivos llevaban impreso en su cuerpo una escala que marcaba la posición en donde se debía de poner el anillo de enfoque para conseguir la distancia hiperfocal a determinadas focales y diafragmas, hoy esas marcas han desaparecido de los cuerpos de los objetivos salvo en algunos modelos de la gama alta de algunos fabricantes aunque se limitan a unas marcas en las que se supone la distancia hiperfocal a determinadas longitudes focales.

Objetivo de focal fija. Con estas marcas en nuestro objetivo, hallar la distancia hiperfocal es tan sencillo como girar el anillo de enfoque en su posición de infinito hasta que coincida con el diafragma elegido y leer en el anillo de profundidad de campo desde que distancia vamos a tener foco para ese diafragma.

Objetivo zoom-tele. En los objetivos zoom, se nos complica un poco saber desde que distancia vamos tener una buena prof. de campo ya que las marcas se limitan a las long. focales de nuestro objetivo pero no tienen en cuenta la abertura, por lo que calcular la distancia hiperfocal con estos objetivos lo haremos, bien con una tabla de hiperfocales o bien calculándola in situ con una sencilla fórmula.

En internet, hay numerosas tablas de hiperfocales para muchos tipos de cámara y formatos de sensor en las que te indican cual es la distancia hiperfocal para cada focal y diafragma, tan solo habrá que buscar la que se ajuste a tus necesidades y descargarla. Por otro lado, también podemos encontrar numerosas calculadoras on-line para crearnos nosotros mismos nuestra tabla ajustando los valores que queramos para obtenerla, así como, software específico para móviles con la misma finalidad.

No obstante, yo soy de los que piensan que antes de usar estas facilidades, como mínimo es muy interesante saber de donde vienen los resultados, para ello, es conveniente apredenderse la sencilla fórmula con la que podremos calcular nuestra distancia hiperfocal in situ, simplemente con la calculadora de nuestro móvil.

La distancia hiperfocal se calcula a partir de la longitud focal a la que vayamos a trabajar, pero ¡OJO!, esta distancia ha de ser la real del objetivo, es decir, sin tener en cuenta el factor de multiplicación de nuestro sensor ya que esta equivalencia ya viene dada por el círculo de confusión del formato.

Así, la distancia focal de un objetivo EF-S 11-22mm, para una cámara con formato AP-S, seguirá siendo 11-22mm, teniendo que calcular la DH. a partir de estos valores.

Teniendo en cuenta este detalle importante, podemos calcular nuestra distancia hiperfocal aplicando esta fórmula:

DH= LF2 / ( D x C ) / 1000

en donde LF es la longitud focal real al cuadrado

D es el diafragma y C es el valor del círculo de confusión de nuestra cámara.

Factores de recorte y circulo de confusión
factor x1 (FF) el círculo de confusión es 0,03
factor x1,3 el círculo de confusión es 0,023
factor x1,5 el círculo de confusión es 0,020
factor x1,6 el círculo de confusión es 0,019
factor x2 el círculo de confusión es 0,015
Con estos valores podemos calcular nuestra dh, pj.Para una canon 40D f4 y 17mm, sería:(17mm x 17mm) / (4 x 0,019) / 1000
289 / 0,076 = 3802,6 mm / 1000 = 3,80 mts.

Ya sabemos que enfocando a 3,80 mts. vamos a mantener enfocado tanto los elementos que se encuentren a 1,90 mts hasta el infinito. ¿Pero y esto como lo llevamos a la práctica?, pues tan sencillo como memorizar en casa donde se ha quedado la marca de infinito en nuestro objetivo enfoncando a esa distancia con buena luz y tranquilidad para posteriormente en nuestra sesión nocturna llevar directamente la marca de infinito al mismo sitio que habíamos memorizado. De esta forma, la gran ventaja es que no tendrás que iluminar los objetos para enfocar, ni perder el tiempo, si no puede enfocar bien en AF, etc..bastará con llegar, enfocar en manual a la marca y listo!! Eso si, siempre teniendo la precaución de que la distancia entre cámara – objeto, sea como mínimo, la mínima distancia hiperfocal, en este caso, 1,90 mts.

En este ejemplo, la intención era la de enmarcar la ventana, dejando las estrellas por arriba y el árbol entre la ventana, desgraciadamente la distancia entre cámara – ventana no era la adecuada, dependiendo de la focal usada para mantener ambos planos a foco. En ella se ve como se ha producido un gran desenfoque tanto en el árbol como en las trazas de las estrellas.

 f8  367seg.  iso100  3200K  70mm

Con esos valores, no podríamos conseguir nuestra intención ya que el calculo de la dh. nos decía que deberíamos de estar como mínimo a 20,40 mts de la ventana para conseguirlo y no contábamos con ese espacio. Por ello, decidímos que la única opción era la de cerrar la abertura hasta que nos diera una distancia hiperfocal cómoda para trabajar. Lo conseguimos a f16 cuyo resultado nos dió la hiperfocal a 10,20 mts. Teniendo en cuenta que a la mitad de esta ya tenemos el plano enfocado fué nuestra elección.

En la imagen se puede apreciar como ha mejorado considerablemente el foco tanto en la ventana como en el fondo, aunque para poder conseguirlo tuviéramos que variar el encuadre. Pero vamos, nada que no se pueda arreglar con un pequeño re-encuadre en el procesado.

 f16  452seg.  iso800  3200K  70mm

 

ES IMPORTANTE SABER:
– Memorizar la marca de enfoque de nuestro objetivo para las focales que mas usemos.
– La distancia hiperfocal varía con respecto el diafragma, la focal, y el formato del sensor.
– Deberemos de evaluar si tanto por la escena como por la luz ambiente, merece la pena forzar la abertura para conseguir la distancia hiperfocal.

 

TÉCNICA DEL DOBLE ENFOQUE

En un método mas avanzado que veremos mas adelante por su implicación con la luz artificial. Esta técnica consiste en enfocar de forma manual los diferentes planos de nuestra escena creando así, imágenes imposibles de realizar de otro modo.

10 thoughts on “5.6 TECNICA – ENFOQUE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *