De las principales características de la fotografía nocturna podemos destacar los recursos compositivos que nos brinda la noche y que son sencillamente aquello que vemos solo por la noche, es decir, las estrellas, la luna, la via láctea, las constelaciones, satélites, estrellas fugacez, etc…

Tal vez por eso, por plasmar en una imagen a estos elementos y como interaccionan con la larga exposición, la fotografía nocturna sea tan especial. Pero para conseguir unos buenos resultados e intentar que no sean fruto de la suerte, aunque siempre habrá un gran porcentaje de azar, deberemos de saber algunos detalles sobre estos

LAS ESTRELLAS

Las estrellas son masas de gases, principalmente de hidrógeno y helio que emiten luz propia. Atendiendo a sus compuestos químicos y a las reacciones que se producen a lo largo de sus ciclos las podemos ver de diferentes colores o tintineantes.

Annie Jump Cannon las clasificó por sus colores siendo, azul, azul-blanco, blanco, blanco-amarillo, amarillo, naranja y rojo, referenciándose también por su tamaño, “enanas blancas”, “gigantes rojas”.

En nuestras exposiciones, se verán claramente la diferencia de color entre ellas, si bien, la temperatura de color que elijamos podrá alterar el color de las mas débiles.

Aunque son cuerpos celestes individuales a lo largo de los años hemos ido agrupándolas en constelaciones para poder reconocerlas mejor en el espacio. Las estrellas, su color, su tamaño, las constelaciones, el ecuador celeste, la dirección en las que “caen”, todo forma parte de una de las características principales de la fotografía nocturna y que nos valdrá como recurso para nuestra composición.

Tal vez la mas buscada en todos los encuadres sea la estrella Polar y el giro del resto respecto a ella, también llamado “circumpolar” (fig.1). Este fenómeno es debido a la rotación terrestre que capta nuestras cámaras en exposiciones largas. Como todos sabemos, la estrella Polar nos marca el norte, luego con una brújula deberíamos encontrarla sin dificultad, no obstante, a veces se puede perder entre los miles y miles de estrellas que vemos en la bóveda celeste, sobre todo en una noche oscura y limpia.

Para poder reconocerla sin la ayuda de una brújula basta con que identifiquemos la Osa Mayor, bastante mas fácil de ver por el tamaño e intensidad de sus estrellas, y alineemos las dos últimas que formarían el “carro” transportando la distancia que hay entre ellas unas cinco veces en esa misma alineación, ahí estará la estrella Polar. (fig.2)

fig.1 Habrá que elegir los dias en cuya fase lunar se encuentre entre los estadios 1º y último para asegurarnos una buena cantidad de trazos de estrellas, así mismo, nos desplazaremos alejándonos de la contaminación lumínica de las ciudades o pueblos. Esta imagen fué tomada en Leyre – Navarra en una noche clara y en una fase lunar de cuarto creciente.

Diafragma f4 1135 segundos iso 100 35 mm 4200k

fig.2

 

ECUADOR CELESTE

Otro recurso compositivo interesante para incluir en nuestras fotografías es el ecuador celeste o la linea imaginaria en la que se dividen los dos hemisférios de la bóveda celeste.

El ecuador celeste es la proyección del ecuador terrestre sobre la bóveda celeste, de ahí su nombre y al igual que nuestro ecuador se encuentra desplazado unos 23.5º con respecto el plano normal de la eclíptica o plano solar. Ambos planos, la eclíptica y el ecuador celeste se cruzan en dos puntos, uno en dirección este (equinoccio de otoño) y otro en dirección oeste (equinoccio de primavera).

Para encontrar y registrar esta proyección o línea imaginaria, solo hace falta encuadrar en dirección este o oeste y fruto de un larga exposición se resgistrará en nuestra fotografía apareciendo en ella como un eje de simetría de las estrellas.

 

 

ES IMPORTANTE SABER:

– Para sacar una circumpolar y que tenga la suficiente entidad en nuestra fotografía nos hará falta un tiempo de exposición de al menos 10 minutos.
– Los trazos de las estrellas serán mas largos cuanto mas alejados estén de la estrella Polar.
– Podremos captar circumpolares de una o mas horas, si hacemos tantas tomas queramos de uno o varios minutos y separadas entre si 1″, juntando luego todas las tomas con un software específico.
– Para captar La Via Láctea, nos hará falta una noche muy oscura, un tiempo de exposición corto y una sensibilidad muy alta (1600-3200).
– Las estrellas fugaces són muy difíciles de captar, tan solo, las mas intensas y con una sensibilidad en nuestra cámara elevada podremos captar alguna.

One thought on “3. NOCIONES DE ASTRONOMIA – LAS ESTRELLAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *